Es una necesidad que se ha hecho consciente cuando decidimos tener CALIDAD DE VIDA.

No importa que sea en clima frío o cálido, EL CONFORT CLIMÁTICO es importante y lo buscamos cocientes o inconscientemente.

Eliminar o disminuir el uso de calefactores o enfriadores que requieren de combustibles fósiles para funcionar o que para que su energía nos sea suministrada se requiere de destruir las reservas forestales, contaminar el ambiente, contribuir al calentamiento global; es una prioridad dejar de usarlos.

Además su confort está limitado al espacio próximo generando diferencias de temperatura que a largo plazo generan problemas respiratorios.

Climatizar es la respuesta.

¿Qué es climatizar una vivienda?

La climatización es preparar (desde el diseño), la vivienda para que almacene o disipe el calor según nuestra necesidad.

Esto comprende el diseño como un todo, no como una suma de elementos aislados cado uno de temperatura diferente, claro está que cada zona (social, servicios, alcobas), tiene sus propias características dadas por su función y los materiales que requieren para cumplirla.

¿Es diferente hablar de frío o de calor?: Si es diferente ya que los conceptos manejan en forma inversa la física del intercambio de temperatura, y es aquí donde debemos ser muy cuidadosos, ya que una aplicación mal desarrollada producirá un efecto inverso al requerido.

Es básicamente controlar la perdida o ganancia de energía según sea nuestra necesidad, manteniendo como objetivo “EL CONFORT CLIMÁTICO”

 

Aplicaciones basadas en energía solar.

En cualquier proyecto podemos incluir aplicaciones basadas en energía solar.

ACS (agua caliente sanitaria), es al agua para nuestra ducha o eventualmente para el lavado en cocina y ropas.

Energía eléctrica: para iluminación de zonas comunes, luces de emergencia, iluminación interior o si lo deseamos para el consumo diario. A mayor carga requerimos de mayor espacio para los paneles, o mejor si utilizamos la tecnología de “silicio amorfo”, podremos reemplazar los cristales de las cubiertas, antepechos de barandas o la misma ventanería para producción de energía.

Calefacción: en reemplazo de un calefactor a gas o eléctrico que mejor que un colector solar con pisos radiantes que nos calienten la casa, sin ningún costo en el funcionamiento y un pequeño sobre costo en la construcción.

Piscinas: una piscina fría casi nunca funciona, ¿que tal una piscina siempre con una temperatura media agradable?, y si es en clima frío, ¿Qué tal con su propia terraza a media noche y con temperatura agradable todo el año?

Esto y mucho más es lo que podemos hacer.

Aplicaciones basadas en energía eólica.

Actualmente se impone como la mejor opción para generar electricidad sin contaminación.

Podemos utilizarla en grandes proyectos en zonas aisladas o aún cerca de nuestras ciudades donde el viento nos asegure una frecuencia tal que nos permita garantizar un suministro adecuado.

Energía eléctrica para consumo en zonas comunes, para uso doméstico y ¿Por qué no? Si la velocidad lo permite para uso industrial.

Si tenemos un proyecto cerca de la costa marítima o en las zonas donde la velocidad del viento supere los 5 metros por segundo, allí podremos generar energía sin contaminación y en la cantidad que necesitemos.